Accessos directes:

Residuos

Comburentes

Son sustancias o preparados que, en contacto con un combustible, originan una combustión. El alcohol de quemar, las pastillas de encender, el nitrato de sodio, el agua oxigenada, los herbicidas con clorato sódico, el cloro para piscinas, los blanqueadores con perborato sódico o los abonos con nitrato sódico y potásico serían algunos ejemplos.

A tener en cuenta:

  • Para garantizar la seguridad, hay que mantener los envases herméticamente cerrados y, si se han de manipular, hay que hacerlo en lugares ventilados.

  • Se consideran residuos especiales. No se deben tirar nunca con el resto de los desechos.

Tratamiento:

Tecnología Medio Ambiente (TMA) se encarga de recoger los comburentes y los lleva a su planta, donde los clasifica. Una vez reagrupados se envían a empresas terceras, como Reyval, que se encargan de recuperarlos para que puedan ser reutilizados como reactivos o productos químicos puros.